Atemperar la carne 

Si nuestra pieza de carne ha estado guardada en el congelador o en el frigorífico, es importante sacarla 2 - 3 horas antes de consumirla para que se atempere. NUNCA la pongáis directamente en la brasa o en la plancha, ya que la carne perderá todo su sabor.

Image

Temperatura de la carne 

A la hora de hacer la txuleta a la plancha esta debe estar muy caliente, para conseguir que quede medio cruda por dentro y crujiente por fuera. En el caso de hacerlo a la parrilla, lo primero que debemos conseguir es que la pieza coja temperatura por el centro. En muchos restaurantes, los ponen primero a una altura media, y luego para terminar de dorarlo lo ponen directamente sobre la parrilla para hacerla por fuera y dar ese toque crujiente.

Image

Sabroso y crujiente 

La pieza de txuleta debe ser de gran grosor, para que adquiera ese toque crujiente por fuera y rosado por dentro. Nuestro consejo para que la pieza mantenga su sabor, es utilizar la propia grasa de la txuleta y frotarlo por la plancha, para que gane en calidad.

Image

Un toque de sal 

Te recomendamos que eches sal gorda cuando des la vuelta a la chuleta o al emplatar el chuletón, ya que la misma carne cogerá lo que necesita, y de esta forma no perderá jugo, ni se secará.

 

Image

¡Y listo! Para comer 

Te aconsejamos que dejes reposar la pieza de carne un par de minutos para asentar los propios jugos del chuletón, que cogerán fuerza y tendrán así un mejor sabor. ¡Buen provecho!

Image

Ya sea a la plancha o a la parrilla, te mostramos como hacemos en Txuleta Maitea un vuelta y vuelta con todo el sabor y todo el crujiente. ¿Preparados?