TXOTX, SIDRA Y...¡TXULETA!

TXOTX, SIDRA Y...¡TXULETA!

En pocos días, se hará oficial la apertura de la temporada de sidrerías en Euskadi con el famoso TXOTX y desde txuletamaitea.com se nos dilatan las pupilas sólo con pensar en la fiesta en torno a la sidra y a la txuleta.

kupelas

Desde este rincón del culto a la buena carne, queremos aportaros cuatro detalles curiosos de culturilla general en torno a esta forma de ocio y cultura que cada día tiene más adeptos y que llena de gente con ganas de disfrutar y comer a lo grande.

Desde el siglo XI, se viene produciendo sidra en nuestra tierra y la visita a las sidrerías (sagardotegis en euskera) era habitual por parte de los compradores de este derivado de la manzana autóctona, para probarla directamente de la kupela (enorme barril de madera donde fermenta y madura). En los orígenes, era habitual que los compradores de sidra, llevaran comida a los caseríos con sidrería, para así poder probar y degustarla de las diferentes kupelas. Con el tiempo, a estas catas, además de los compradores, empezaron a apuntarse amigos y familiares y el asunto empezó a convertirse en un acontecimiento social importante, hasta tal punto, que hoy en día se ha convertido en una forma de ocio y cultura en torno a una mesa, manteniendo así una tradición y el culto al buen comer y beber que tanto nos gusta a los vascos y que tanto aprecian nuestros visitantes. 

sidreria

Txotx es una palabra en euskera que significa “palillo” y hace referencia al espiche con el que se cierra la barrica una vez concluída la degustación. Pero por extensión hoy la palabra indica el primer escanciado de sidra de la temporada que cada año suele estar protagonizado por algún personaje relevante.

La temporada que ahora empieza, termina en torno al mes de abril o mayo, según los casos, y a partir de entonces la sidra que aún queda en las kupelas se embotella para poder seguir degustándola todo el año.

sidreria kupela

El rito de la sidra se resuelve, como no, en torno a una buena comida que suele incluir tortilla de bacalao, bacalao frito con pimientos verdes, txuleta a la brasa,  y de postre, queso con membrillo y nueces. 

chuletada

Curiosamente, debéis saber que en las sagardotegis más tradicionales no hay sillas, se come de pie en torno a una mesa y de un mismo plato; eso si, calidad y diversión aseguradas!

On egin! ¡Buen provecho!